lunes, 21 de febrero de 2011

Espárragos de Navarra con salsa sorpresa

Este entrante es más que socorrido. ¿Quién no tiene una buena lata de espárragos blancos en casa, aceite de oliva y sal gorda?.
No recuerdo de dónde saqué esta receta, pero es entrante fijo en muchas de mis comidas o cenas especiales. Lo de la salsa sorpresa es porque,casi nadie acierta que se trata de yogur. El aceite le confiere un sabor diferente a este lácteo. Haced la prueba y ya me contaréis.
Necesitamos:
  • Una lata de espárragos blancos de Navarra extra gruesos de 1ª calidad. Aquí cada uno que elija la marca que más le guste. Los "cojonudos" (con perdón.....) son ideales.
  • 1 yogur natural cremoso sin azúcar.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal de escamas, Maldon o sal gorda.
Procedemos abriendo el envase de los espárragos (si no son naturales cocidos en casa, claro) escurrimos bien y los colocamos en una bonita fuente.
Batimos el yogur con una cucharilla y napamos los espárragos.
Le ponemos en hilo fino el aceite de oliva y espolvoreamos con sal de escamas.
La sal ha de mascarse, por lo que es conveniente ponérsela justo antes de degustarlos. No los preparéis y los dejéis en la mesa media hora. La gracia está en encontrarse en el bocado el crujiente de la sal.

3 comentarios:

  1. Mar, qué buena pinta tienen y qué facilito. Una alternativa a los clásicos con mayonesa. Los voy a probar a ver qué tal. besitos, guapa.

    ResponderEliminar
  2. ummm que ricos, los hemos comido hoy estaban de lujo. Compré unos en Makro extras y ellos solitos estaban buenísimos, pero con tu arreglo más rico todavía!

    ResponderEliminar
  3. Vaya fan que me ha salido!!!!!. Es un gusto que lo pruebes todo.
    Besitos

    ResponderEliminar