domingo, 6 de febrero de 2011

Viaje a Chile

Salto de agua del Balmaceda

 No sé si estaré en lo cierto, pero se me antoja que Chile es el país más largo y estrecho del mundo. Sus territorios se extienden por Amércia del Sur,  el Pacífico  y la Antártida. Dividido en 12 regiones, además de Santiago, y con una longitud de casi cinco veces la de España , nos encontramos con un país extraordinariamente diverso. Los españoles siempre hemos presumido del nuestro  por lo diferente de su paisaje, de sus costumbres, de sus gentes. ¡Cuando conoces Chile todo alcanza otra dimensión.

Flores silvestres en el parque natural Torres del Paine
Acá ,como dicen ellos, encontramos desierto, geiseres, volcanes, lagos inmensos, estepa, e  Islas en el Pacífico . La de Pascua es la más conocida.


Pingüineras en Magallanes
Acompañadados  de nuestros  amigos, comenzamos el  viaje por la Patagonia chilena, una  región que se extiende hasta Argentina. Creímos  estar en el fín del mundo cuando contemplamos por primera vez el Estrecho de Magallanes.

 Ataviados con ropa de abrigo y cubiertos hasta los ojos a pesar del verano,  recorrimos durante 6 días aquellas agrestes tierras.

Glaciar Perito Moreno, Patagonia Argentina
 El broche final  del viaje lo puso el glaciar Perito Moreno, en Argentina, país vecino. Impresionante lugar que no te alcanza la vista. Ocupa una superficie viva de unos 245 kilómetros cuadrados. Y digo VIVA, porque es el único glaciar del mundo que está en constante avance.

 Aparcamos el plumífero al regresar  del sur, y  sacamos del armario las ropas más frescas para sobrellevar los calurosos días del verano santiaguino. Como castellana de raza que soy, no olvidé la chaquetita que delata a los de Burgos cuando pasean por la playa J. Aquí el clima es caprichoso. Puede amanecer nublado, soleado a medio día, revolverte  el pelo una  ráfaga repentina de viento fresco, en fín ….. para mí, la locura.

Monumento Moaí en Viña del Mar


La ciudad de Santiago desde el cerro de San Cristóbal

Con Cris en el Cerro de Santa Lucía
 

Los impresionantes Andes se divisan desde casi cualquier punto de la ciudad. Majestuosos se alzan  detrás de los enormes edificios  acristalados de la zona más moderna, Las Condes. Vienen extendiéndose  desde el sur de Venezuela hasta el Cabo de Hornos. Otro dato que me impactó; ¡nueve mil y poco kilómetros de recorrido!.


Y cuando pasan los primeros días de visitas y madrugones ejerciendo como el perfecto turista, te tomas las vida con más calma y comienza el verdadero disfrute del lugar. Paseas entre sus gentes sin prisa, te olvidas de la hora del almuerzo, no llevas encima el dichoso móvil y saboreas el "nada que hacer".

Lugareña horneando “pan amasado” en horno de leña. Entrada al Cajón del Maipo.


Descubres más lugares fuera de la ruta y sientes que eres  un ciudadano del mundo. Qué duda cabe que la lengua ayuda, y a pesar de los modismos propios de cada lugar, entablas conversación con un taxista, un dependiente, el portero del apartamento, un camarero, una mujer en la cola del supermercado o con cualquiera que escucha tu voz que proviene de España; acento inconfundible para la mayoría de ellos.

Visita a las bodegas Concha y Toro con Cecilia y Mauricio, unos amigos chilenos


Algunas han sido emocionantes, todo aquel cuyos orígenes provienen de España, te lo hace saber, y te pregunta de dónde eres queriendo escuchar el nombre de la tierra de sus ancestros, como si España fuera “chica” y nos conociéramos todos. Se sienten muy orgullosos de ello, presumen  de tener un abuelo gallego, un bisabuelo asturiano o una madre de Bilbao.

Ahora que contemplo la ciudad desde el piso 13 de nuestro apartamento, la siento a mis pies. Todas las noches que he podido he salido a la terraza para ver la puesta de sol, intensamente roja. Ya empiezo a conocerla, a sentirla, ya me puedo “perder” en ella y ya regreso. ¡Qué rápido ha pasado el tiempo y qué lento cuando espero su vuelta!!.


Sin duda una experiencia enriquecedora, inolvidable. Un viaje de reencuentro, de descubrimientos, de vivencias con otras personas que están al otro lado de MI MUNDO. Un mundo que me espera con los brazos abiertos de mis amigos, de mi familia….
En un abrir y cerrar de ojos, estoy de nuevo en casa.




 
 

 

 

5 comentarios:

  1. MAR BIENVENIDAAAAAA,Q GOZADA DE FOTOS,YA NOS LAS COMENTARAS EN VIVO.BESOS.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué fotos tan bonitas y qué guapos estais!.
    Ojalá que mientras Oscar esté allí podamos ir juntos a ver tantas maravillas (menos lo de montar a caballo que me da mucho miedo). Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Fué realmente bonito Gloria, con mucho significado para mí.

    ResponderEliminar