domingo, 26 de diciembre de 2010

Roscón de Reyes


Roscón Relleno de nata
¿Hay algo más agradable que el olor del pan y la bollería cuando se está cociendo en el horno?. Además del aroma que le confiere el agua de azahar. Sin él,  el roscón no sabe a roscón.
Me encanta prepararlo la víspera. Mi "niña" de 17 ya no pide que le lleve a la cabalgata, así que, echo la tarde en la cocina. Mi Kenwood, el delantal, el cafetito y paciencia, mucha paciencia porque la masa tiene que subir "a su aire". Lo mejor, tener la cocina calentita.
Para los que sí váis a la Cabalgata de Reyes, os aconsejo que lo congeléis SIN PROBLEMA. Una vez fuera del horno y frío, lo envolvéis bien en papel de cocina y bolsa grande de congelación y listo. Se saca la noche anterior y por la mañana se rellena de nata, crema, chocolate o simplemente se deja natural. Se espolvorea de azúcar glas y como recién hecho; os lo garantizo.
He probado muchas recetas. Yo diría que una distinta cada año. Las masas que mejor se modelan resultan más duras y duran menos que las que son imposibles de "domesticar" para conseguir un bonito agujero central.
 Según explica Rosa Tovar en su libro "Las claves de la Cocina", "las masas levadas dulces deben amasarse con poca levadura. Suele ser normal hacer primero una masa-levadura, para iniciar la fermentación sin que los otros elementos de la misma (azúcar, sal mantequilla, huevos) la estorben. Esta masa-levadura o masa madre, se añade al resto de la masa y se deja crecer durante mucho tiempo en varios levados que suceden a otras tantas roturas de la masa. Es la única forma de que salgan finas y suaves, nada crujientes como el pan".
Sin relleno
Ingredientes para un roscón mediano:
350 gr. de harina de fuerza
10 gr. de levadura fresca de panadería
3 huevos
150 gr. de mantequilla
125 ml. de leche
100 gr. de azúcar
1-2 gr. de sal (puntita de una cuchara)
3 cucharadas de agua de azahar
Piel de naranja y limón
1 huevo para pintar
150 gr. de frutas confitadas
Azúcar y almendra troceada o fileteada.
Una sorpresa

Elaboración en Thermomix:
Masa madre:
  • Calentar 75 ml. de leche a 37º. Deshacer en ella la levadura. En un cuenco, poner 90 gr. de harina. Echar sobre ella la leche con la levadura para hacer la masa madre. Amasarla un poco, justo para mezclar. Dejarla en un cuenco bien tapada hasta que doble su volumen.
  • Verter el azúcar en el vaso y pulverizar 30 segundos. Añadir las pieles de naranja y limón y repetir la operación.
  • Agregar la leche y programar 2 minutos, 40º velocidad 5.
  • Agregar por este oreden, mantequilla, levadura, huevos, agua de azahar y sal. Batir unos segundos a velocidad 5.
  • Agregar la mitad de la harina y programar 15 segundos a velocidad 6.
  • Incorporar la harina restante y la masa madre y amasar 2 minutos a velocidad espiga.(amasar bastante).
  • Dejar reposar dentro del vaso tapado con el cubilete y con un paño, sin desmontar de la peana, hasta que doble su volumen.
  • Colocar papel de horno en la bandeja del horno. Con las manos engrasadas, retirar la masa del vaso y ponerla en la bandeja dándole forma de bola. Hacer un agujero central e introducir los dedos para darle forma de roscón. Meter la sorpresa bien envuelta en papel film.
  • Pintarlo con huevo, adornarlo con las frutas y espolvorear con azúcar humedecido y almendra fileteada.
  • Dejarlo reposar en lugar calentito hasta que vuelva a doblar el volumen.
  • Volver a pintarlo con huevo con mucho cuidado e introducirlo en el horno precalentado a 225º durante 10 minutos. Bajar la temperatura a 200º y terminar la cocción hasta que veamos que esté de un bonito color tostado.

Elaboración tradicional:
  • Calentar unos 75 ml. de leche a 37º. Deshacer en ella la levadura. en un cuenco, poner 90 gr. de hariba. Echar sobre ella la leche con la levadura para hacer la masa madre. Amasarla un poco, justo para mezclar. Dejarla en un cuenco bien tapada hasta que doble su volumen.
  • En un cuenco grande, poner el resto de la harina. Mezclar con el azúcar y la sal. Hacer un hoyo en el centro en el que se ponen los huevos enteros, la leche restante y el agua de azahar. Amasar para integrar todo.
  • Añadir la masa madre y verter sobre la mesa de trabajo donde seguiremos amasando mucho, sin caer en la tentación de añadir más harina porque la masa se pega a las manos. Trabajar hasta que esto no ocurra. Entonces seguir amasando con la mantequilla, que no debe estar muy dura, pero tampoco deshecha, hasta integrarla toda. Amasar un poco más.
  • Ponerla en un cuenco grande tapándola con un paño, y dejarla en sitio cálido para que doble el volumen. Puede que pasen 3 ó 4 horas. Entonces, romper la masa y volverla a amasarla bien para que coja aire, estirarla, recogerla,volverla a estirar entre las manos y sobre la tabla.
  • Hacer otra vez una bola y dejarla levar por segunda vez. Ahora tardará menos. Cuando haya subido el doble, romperla de nuevo y formar uno o dos roscones siguiendo los pasos del roscón elaborado en TH. Introducirlo en el horno precalentado a 225º durante 10 minutos. Bajar la temperatura a 200º y terminar la cocción hasta que veamos que esté de un bonito color tostado. Suele tardar unos 25 minutos.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Salchichón dulce


Hace unos días compré el libro "Dulces y Pasteles" de Trish Deseine. Autora de otras publicaciones exitosas como "Pasión por el chocolate", "De fiesta" y "Pasión por el caramelo", me ha sorprendio la sencillez con la que explica y detalla  la elaboración de sus dulces favoritos. Así pués, voy a emular a Julie Powel, la prota de Julie & Julia , y voy a ir editando entradas con las recetas de esta repostera maravillosa. Seguro que os saldrán estupendas, como todas las que he ido probando hasta ahora.
 Arranca aquí  su recetario, con un dulce sencillísimo que hasta Tati, una de las tres amigas que visitan mi blog,  podría hacer con los ojos cerrados (sabes que te lo digo en broma ¿eh? que sé que con el poco tiempo que tienes prefieres cositas fáciles. Es un salchichón dulce de chocolate y frutos secos. Si tenéis niños pequeños, dejadles colaborar. Delantal, cuchara, un cuenco grande y sus manitas para dar forma de salchichón a esta apetecible mezcla de chocolate, pasas, avellanas y galletas de naranja.  Ya estoy viendo a Nico con sus morretes chocolateados, jaja. Si os gusta más el sabor del chocolate con leche, probad con él. Yo aquí seré fiel a la receta original de la autora, aunque sugiera algún cambio.
Necesitaría un monográfico para hablar del chocolate. Seguramente lo edite algún día, pero hasta entonces, sólo adelantar que en esta receta se aprecia muchísimo el sabor del chocolate que utilicemos. Yo compro unos chocolates de cobertura suizos que, sin llegar a ser Valrhona, obtengo muy buenos resultados. Los venden en MAKRO, blanco, negro de 74% y con leche de la marca VILLARS. Viene en tabletas de 1 Kg. y su precio ronda  los 12€.  Esta mañana, haciendo la compra de navidad, he descubierto que también vende El Corte Inglés unos con su propia marca, pero aún no los he probado. Merece la pena comprar estos chocolates un poco especiales para hacer buena repostería.

Chocolates de cobertura de la marca VILLARS y el que acabo de descubrir en El Corte Inglés

Para unas 20 rodajas necesitaremos:
Ingredientes:
125 gr. de chocolate negro de cobertura (excelente calidad, por favor)
50 gr. de mantequilla
150 gr. de avellanas picadas gruesas
12 galletitas Pim de naranja cortadas a cuartos
100 gr. de pasas sultanas
2 o 3 cucharaditas de azúcar glas.


Fundir el chocolate y la mantequilla . Para ello ponerlo en un bowl de cristal grande, introducir en el micro y programar a máxima potencia en períodos cortos de 40 segundos.Remover e ir vigilando para evitar que se queme.

Añadir las avellanas troceadas, las pasas y las galletitas.



Dejar enfriar un poco y verter sobre una hoja grande de papel film

Ir formando un "chorizo" dándole una bonita forma alargada.
Asegurar y apretar bien las esquinas.


Cubrir con una capa de azúcar glas y cortar en rodajas más bien gruesas.
El bocado es tan delicioso , que desaparecerá de la bandeja antes que el turrón de chocolate.




 

sábado, 18 de diciembre de 2010

Hojaldrinas


Hace poco ví publicada esta receta en un blog. Me llamó mucho la atención porque es un dulce que me encanta. Así que preparé todos los ingredientes y me decidí a eleaborarlas. En la primera hornada me dí cuenta que no subían, por lo que,  antes de continuar con el resto de las bandejas,  consulté de nuevo el blog y ví que la receta es una adaptación de la publicada en el blog al sur del sur. Cambié la forma de plegar la masa y entonces SÍ SUBIERON. También he de decir que a mí no me funcionó cortar la masa de 1 centímetro de grosor. Yo la cortaría de 3 para que queden más altas. Tanto la primera hornada como la segunda, salió perfecta de sabor. Bueníiiiisimas.
Aquí doy la mitad de ingredientes, salen más de dos docenas y para probar por primera vez, más que suficientes.
Hechas las aclaraciones, vamos con ello.
Ingredientes:
300 gr. de harina de repostería
200 gr. de mantequilla
25 gr. de vino blanco
25 gr. de zumo de naranja
Ralladura de 2 naranjas pequeñas
Pizca de sal
Azúcar glas para espolvorear.

Elaboración en Thermomix:
  • Verter en el vaso los ingredientes en el siguiente orden:
  • Harina-mantequilla-vino-zumo-sal-ralladura. Programar 20-30 segundos a velocidad 6
  • Formar una bola y dejar reposar el la nevera durante 1 hora.
  • Sacar la masa y extender sobre una hoja de papel de horno o encerado. Cubrir con otra hoja y extender con el rodillo dandole forma rectangular con un grosor de 3 centímetros.
  • Plegar la masa en 3 llevando el borde superior al centro y el inferior también. Doblar las dos esquinas y  girar 90º en el sentido de las agujas del reloj. Volver a extender y dejar enfriar 10 minutos en la nevera.(ver el plegado aquí).
  • Cortar con cortapastas cuadrado dando un corte franco para evitar que se deforme al hornear.
  • Precalentar el horno arriba y abajo a 220º y bajarlo a 170º cuando introduzcamos la bandeja. Vigilar todo el proceso, a mí se me hicieron en 30 minutos. Podemos comprobar la cocción abriendo el pastelito. está bien cocido cuando vemos capitas de masa parecidas al hojaldre, de ahí su nombre, hojaldrinas.
  • Cuando hayan cocido, dejar enfriar y meterlas en una bolsa de plástico de congelación en la que habremos echado azúcar glas en cantidad suficiente para rebozarlas bien. Cerrar la bolsa y mover hasta que veamos que están bien rebozadas.
  • 
    No tienen nada que envidiar a las compradas, guardan un sabor muy, muy fiel.
    

jueves, 16 de diciembre de 2010

Vieiras gratinadas


 Esta receta es FA-CI-LÍ-SI-MA.
Nunca las había cocinado. Las he probado en algún restaurante y me gustan, la verdad, pero es un plato que no me llamaba la atención. Hasta que Carmen, una señora muy simpática que conocí en la pelu, me comentó que las iba a comer ese día. Me explicó cómo las preparaba y no me lo pensé dos veces. Entre en el Froiz, suelen tener muy buen pescado porque son gallegos,  las compré y aquí está el resultado. Un entrante rico, vistoso y diferente para que probéis estas navidades.

Necesitaréis:
1-2 vieiras frescas por persona (pueden ser congeladas)
1 lonchita fina de jamón serrano por vieira
1 rodajita fina de limón por vieira
Pan rallado crujiente Santa Rita (sirve cualquier otro)
Ajo muy picado
Sal, pimienta y mantequilla


Elaboración:
  • Con la punta de un cuchillo, sacamos las vieiras de su concha.
  • Las lavamos muy bien bajo el chorro de agua fría, dejándole el coral y la parte más gruesa. Reservamos.
  • Lavamos la concha y colocamos una rodajita fina de limón, encima colocamos la vieira, salpimentamos (poca sal), ajito picadito, jamón picadito, pan rallado y un trocito de mantequilla.
  • Precalentamos el horno a 180º, las horneamos durante 10 minutos y ¡LISTAS PARA SERVIR!.

Pilar, este plato ya es mío......

Creo que voy a cocinarlas muchas veces. Es de esos platos que cuando los empiezas a hacer en casa repites y repites. Quizás pruebe con una lactonesa de ajo que gratina estupendamente o una salsa holandesa... uhmmmmm. Ya os iré contando.

martes, 14 de diciembre de 2010

Marquesas




Continúo con entradas de recetas navideñas y hoy propongo una super fácil y DELICIOSA que no dejáreis de hacer cada Navidad o cualquier otro día. Son las Marquesas, pequeños pastelitos de almendra que se asemejan muchísimo a la Tarta de Santiago. La única diferencia que le encuentro es que ésta lleva el relleno dentro de una base de pasta quebrada. Por lo demás, el mismo peso de almendra que de azúcar, buena mantequilla, huevos y azúcar, y por supuesto, nada, nada de harina.


Ingredientes:
200 gr. de almendra molida cruda
200 gr de azúcar
4 huevos grandes
Ralladura de 1 limón sin nada de parte blanca
125 gr. de mantequilla fundida templada
Chorrito de brandy (opcional)

Elaboración THERMOMIX
  • Precalentar el horno a 180º. Disponer en la bandeja los moldes de papel rizado.
  • Fundir la mantequilla en el microondas durante pocos segundos. Retirar y reservar.
  • Poner en el vaso el azúcar y pulverizar. Agregar las pieles de limón y repetir la operación. Cuando estén bien glaseados,agregar los huevos, el brandy, la ralladura, la mantequilla fundida, la almendra y mezclar a velocidad 6 durante unos segundos.
  • Verter la masa obtenida en los moldes e introducir en el horno de 30 a 45 minutos (depende del horno).
  • Una vez horneados dejar enfriar sobre una rejilla. Espolvoreamos de azúcar glas y listos para servir.
Elaboración tradicional:
  • Precalentar el horno a 180º. Disponer en la bandeja los moldes de papel rizado.
  • Fundir la mantequilla en el microondas durante pocos segundos. Retirar y reservar.
  • Rallar la piel de limón y reservar. 
  • Proceder con el resto de la elaboración de igual modo al descrito anteriormente utilizando un brazo de turmix o cualquier robot de cocina.







lunes, 6 de diciembre de 2010

Tronco de Navidad de avellanas y chocolate


Bûche de Noël o Tronco de Navidad

Este puente lo he pasado en casita, como tantos otros del mes de diciembre. La verdad es que no somos de vacaciones de invierno. Normalmente aprovecho para montar el Árbol de Navidad . Cualquier tarde, la del 6 ó la del 7, nos reunimos los tres que somos en casa, ponemos unos villancicos de esos americanos en los que se escucha el "We wish you a Merrry Christmas", preparamos un chocolate y adornamos el árbol. Este año no ha sido así. Por circunstancias mi chico está lejos y el árbol pesa muuuucho.
Así que me he metido entre fogones y he preparado este tronco de navidad que después he llevado a casa de los papis para celebrar que hoy es hoy.
La receta es de Rosa Tovar,  un poco laboriosa, pero merece la pena. Si se tiene la plancha de bizcocho hecha del día anterior, podemos hacer la crema por la mañana, y montarlo y adornarlo por la tarde para comer al día siguiente.

Ingredientes para 8-10 personas:
Bizcocho:
6 huevos
100 gr. de avellanas molidas
2 cucharadas de cacao puro en polvo
150 gr. de azúcar
1 cucharada de MAIZENA
1 cucharada de harina
50 ml. de ron
Almíbar
100 gr. de azúcar
125 ml. de agua
Crema:
6 yemas
250 ml. de nata de 35% M.G
200 gr. de mantequilla
100 gr. de avellanas molidas
2-3 hojas de gelatina
100 gr. de azúcar.
Cacao puro en polvo
Elaboración del bizcocho:
Preparar el almibar llevando a ebullición el agua y el azúcar. Mantener hirviendo 2 minutos. Retirar y reservar.
Batir las claras con la mitad del azúcar. Batir las yemas y 1 huevo entero con la otra mitad del azúcar. Añadir al batido de yemas las avellanas y el ron. Después, agregar las harinas tamizadas con el cacao. Por último, incorporar las claras en dos veces con movimientos envolventes.
Preparar la bandeja de horno con papel especial o tapete de silicona. Verter y extender la mezcla con cuidado y meter en horno precalentado a 175º entre 10 y 12 minutos. Cuando esté cocido, sacar del horno y taparlo con un paño o papel de cocina. Ya templado, embeberlo con el almíbar frío y enrollar por la parte mas larga ayudándonos del papel o tapete. Dejar enfriar enrollado dentro de la nevera.
Elaboración de la crema:
Poner a cocer la nata en un cazo. Mientras, batir las yemas con el azúcar hasta que estén espumosas. Verter encima la nata caliente y volver a poner en el cazo. Sobre fuego suave, y sin dejar de batir, cuajar la mezcla.
Fuera del fuego, incorporar la gelatina remojada y escurrida. Ir añadiendo la mantequilla, batiendo siempre hasta que la crema esté fría. Mezclar entonces con las avellanas.
Montaje:
Desenrollar el bizcocho y rellenarlo con la mitad de la crema de avellanas fría. Volver a enrollarlo bien. Reservar 4 cucharadas de crema y el resto mezclarlo con una buena cucharada de cacao en polvo y, si nos gusta más dulce, un poco de azúcar. Forrar el tronco por fuera con esta crema de chocolate. Rematar los extremos con crema y hacer las rugosidades de la corteza del árbol con un tenedor.Reposar.
Se le suelen hacer un par de ramas cortando los dos extremos sesgados y pegando con crema uno en la derecha y otro en la izquierda del tronco. Esta vez, he preferido hacerlo sin ellas. 
En el momento de servir, se puede adornar con unas avellanas forradas de caramelo u hojitas de chocolate.









viernes, 3 de diciembre de 2010

Cake marmolado de chocolate blanco a las fresas y té Matcha



Servido en rebanadas, acompañando un té de frambuesa calentito, ¡uhm!. Ideal en estas tardes de frío y nieve.


Ingredientes:
3 huevos grandes
180 gr. de harina de repostería
80 gr. de chocolate blanco
120 gr. de mantequilla
150 gr. de azúcar
Pizca de sal
1,5 cucharadita de té Matcha
1 cucharadita de levadura química.
Elaboración:

Fundir la mantequilla al baño maría o en el microondas vigilando para que no se queme. Reservar.
Fundir el chocolate al baño maría de igual forma. Reservar.
Montar muy bien los huevos con el azúcar utilizando unas varillas eléctricas. Cuando la mezcla haya tomado un tono pálido (a esto se le llama blanquear) añadimos la mezcla de chocolate y mantequilla. Agregamos la harina y levadura tamizadas en forma de lluvia, unimos con movimientos envolventes sin bajar la mezcla.
Dividir la preparación en 2, por un lado 2/3 de la mezcla y por otro 1/3.


Agregamos el té en 1/3 de la mezcla.

Agregamos el chocolate en 2/3 de la mezcla




Enmantecamos el fondo y las paredes del molde y vertemos una parte de la primera preparación . Añadimos toda la mezcla del té y terminamos con el resto de la de chocolate blanco.

Movemos un poco con una espátula por toda la parte superior para facilitar la cocción y evitar que se abra por el centro.

Introducir en horno precalentado a 180º unos 25-30 minutos o hasta que al introducir un palillo, éste salga limpio.


En Lidl  se encuentran chocolates estupendos. Este lo he utilizado en la receta. Se aprecian trocitos de fresa liofilizada.
¡¡Delicioso!!









 

jueves, 2 de diciembre de 2010

Flan de queso Mascarpone



Flan de queso Mascarpone

Hay quién rechaza este postre por su pronunciado sabor a huevo . El mascarpone lo suaviza mucho, es tan cremoso que más que un tipo de queso parece  nata bien montada.
Os muestro dos procedimientos para hacer este o cualquier otro flan.
El elaborado en microondas lo aprendí de Cristina Galiano, de su libro "Sólo recetas que salen bien en el microondas". Gracias a ella,  utilizo el micro no sólo para calentar la leche, en la receta de las natillas os explico cómo elaborar cuajados  con este método.
Cuando preparo vasitos individuales, como en la foto principal de esta entrada, los cuajo en el horno tradicional.

INGREDIENTES:
4 yemas
1 huevo
135 grs. de azúcar
½ litro de leche
Palo de canela y corteza de limón
250 grs. de queso Mascarpone.

PREPARACIÓN (microondas)

Preparar un caramelo poniendo 80 gramos de azúcar humedecida en el fondo del molde. Potencia máxima 2/3 minutos, vigilando para que no se queme. Si llega a humear, amargará mucho. Dejar enfriar.

Hervir la leche 2 o 3 minutos  con un palo de canela y una cortecita de limón y dejarlo en infusión hasta que temple.
Batir el  azúcar y los huevos, lo suficiente para que se mezcle pero sin incorporar mucho aire. Agregar la leche colada y el Mascarpone.
Dibujar la forma del recipiente
sobre papel especial para horno
Recortamos formando una tapadera



Verter la mezcla en el molde sujetando la tapa
con unos palillos para evitar que se levante
durante la cocción 


Ahora vamos a cuajarlo en varias etapas. Un buen flan nunca debe cocer, así que, con el micro conseguimos cortar la cocción haciendo paradas y reposo.

Programamos 5 minutos al 75% de potencia (unos 400W) y dejamos reposar 2 min. Volvemos a programar otros 2 y reposo y así hasta que veamos que está cuajado. Debe quedar un poco tembloroso en el centro.
Preparación Tradicional:

Preparar un caramelo poniendo el azúcar humedecida en un cacito al fuego. Verter en la flanera o flaneras individuales y enfriar.
Hervir la leche 2 o 3 minutos  con un palo de canela y dejarlo en infusión hasta que temple.
Precalentar el horno a 165º.
Batir la leche colada con el azúcar y los huevos, lo suficiente para que se mezcle pero sin incorporar mucho aire. Añadir el queso.
Verter la mezcla en el molde pasándola por un colador fino y
colocarlo  en una Baño María frío (agua fría) con un papel en el fondo . Introducir  en el horno durante 1 y ¼ horas o hasta que veamos que está bien cuajado. Para ello introducimos una aguja bien fina en el centro del flan, si sale limpia, está en su punto.
Enfriar y guardar en la nevera hasta el momento de volcarlo para servir.
Flan individual
Flan para todos








































































  

viernes, 19 de noviembre de 2010

Leche frita que siempre sale bien


A la canela


Leche frita, natillas, flan, buñuelos, arroz con leche, torrijas…. Son las recetas de postres de nuestra infancia. Hay tantas como madres y abuelas .
Cada una le aporta un toque personal y todas están buenísimas porque, quienes las hacían en casa, eran amantes de la cocina tradicional y le ponían mucho mimo en la elaboración. Postre de domingos de los que fuimos niños en los 70 ¡¡¡qué recuerdos!!!. Mamá, va por ti.



Ingredientes:

·       1 litro de leche entera
·       150 gr. de azúcar
·       100 gr. de MAIZENA
·       Piel de limón, naranja y palito de canela (opción 1)
·       Chorrito de anís y 1 vaina de vainilla de Tahití (opción 2)
·       Azúcar y canela molida para espolvorear
·       Huevo y harina para rebozar.
·       Aceite de oliva suave para freir.






Elaboración

Ponemos  a calentar la leche con las pieles de naranja-limón y la canela (o la vainilla, el anís se añadiría después). Hervir un par de minutos y dejar en infusión hasta que se temple. 

Colamos la leche y la volvemos a calentar.

 Mezclamos en un bol  el azúcar con el almidón de maíz.  Vertemos la leche, removemos y cocemos hasta que espese, manteniendo el hervor suave durante un par de minutos. Vertemos en una fuente, dejamos enfriar y llevamos a la nevera 4-5 horas.

 Cuando ya esté bien fría y cuajada, la volcamos en la mesa de trabajo y  vamos cortando cuadritos de masa. La pasamos por harina y huevo y freimos en abundante aceite de oliva suave. Vamos disponiendo los trocitos en un plato con papel absorbente y cuando esté toda la masa frita y fría, espolvoreamos con una mezcla de azúcar y canela molida..
Se puede tomar templado o frío. 



A la vainilla


·       Yo suelo dejar la leche con los aromos que elijamos, bien tapado en la nevera, toda la noche. Así el aroma de la vainilla o la canela, serán más intensos.

·       Es muy importante dejar enfriar bien la masa cuando esté frita, antes de espolvorear el azúcar y la canela.

·       La coletilla del título se debe a que conozco un montón de amigas que me dicen que no les sale casi nunca;  bien por quedar demasiado duras o demasiado líquidas. Ésta se manipula estupendamente.








¡Todo huele a Vainilla!

Ramillete de vainas

Ya llegó mi vainilla desde UK, nada menos. Perfectamente empaquetada y en un sobre que me trajeron hasta la misma puerta de mi casa...



Incomparable el aroma y sabor de estas vainas.
Seguí los consejos que encontré en el blog de Bea y me decidí a probar.  Las vainas están blanditas y el olor trasciende por toda la despensa. He hecho paquetitos y he envasado al vacío en cantidades pequeñas, pues no encuentro con quién compartir esta "joya" y la cantidad es bastante; 1 libra= 460gr.= 110 vainas. Por cierto, el precio es de 50 libras. Si lo comparáis con las que venden en bolsitas de dos, encogidas, secas y al "módico" precio de 4€, veréis que os sale a cuenta.
Si queréis echar una ojeada a la empresa que se dedica a ello, pinchad aquí. La web está en inglés, el pedido es fiable cien por cien y llega en una semana como muy tarde.

Cómo utilizar la vainilla.

Para extraer bien todo el aroma, hay que sacarle las semillas que contiene la vaina.
 Para ello utilizaremos una puntilla o cuchillo pequeño, abrimos en dos.
Para dar aroma a la leche, por ejemplo, agregamos estas semillas y la vaina vacía. Pondremos a hervir un par de minutos y dejaremos en infusión. Colamos la preparación, lavamos y secamos bien la "cáscara", dejamos secar al aire y podremos volverla a utilizar. Aunque ya no contenga las semillas, seguirá dando sabor. Cuando la hayamos reutilizado un par de veces, lavamos, secamos y guardamos en el bote donde tengamos el azúcar. Veréis qué aroma le confiere.


viernes, 12 de noviembre de 2010

Natillas con Islas Flotantes

Natillas con Islas Flotantes

Postre tradicional por excelencia. A unos nos gustan más espesitas y a otros casi líquidas. En casa las devoran y a los niños les encantan. He probado recetas que llevan huevos enteros pero a mí la que más me gusta es la que se elabora sólo con yemas, están más "finas" al paladar.

martes, 9 de noviembre de 2010

Croquetas de Boletus Edulis



Hace ya unos cuantos años, descubrí la cocina de Iria Castro en un  programa de Canal Cocina. Desde entonces la sigo cuando puedo y mientras, cocino muchas de sus recetas, que ya son mías.
 La primera que puse en práctica fue la de croquetas, partiendo de una bechamel “en frío”, y utilizando una harina especial como la que comercializa “Harinas Santa Rita”, resulta una masa cremosa, suave y sin grumos.

Con estas cantidades, salen aproximadamente  12 grandes o el doble, si las queremos hacer como aperitivo.

·       Esta receta puede hacerse con cualquier otro relleno, jamón, atún, salmón, carne, pollo, etc… Doblo las cantidades y le pongo 150 gr. de jamón o de atún y un par de huevos cocidos picaditos.
·       El cebollino le da un sabor especial, lo podéis encontrar en grandes superficies, en la zona de refrigerados de verduras. Como sobra bastante y es un producto algo caro, se puede picar lo que sobra y hacer una tortilla francesa. Le aporta un sabor muy bueno.
·       Los boletus los encuentro envasados en bandejas de 150 gr. en Carrefour.
·       Yo recomiendo utilizar harina Gallo o Santa Rita. Para mi gusto, son las mejores.
·       El pan rallado especial “cracker” es una opción, pero el “Casero” de Mercadona, también da buenos resultados.




Pan rallado



Harina


Listas para freir o congelar

Ingredientes para 12 unidades

½ l. de leche ENTERA
63 grs. de mantequilla
65 grs. de harina
100 grs. de boletus edulis frescos
Sal, pimienta blanca y nuez moscada
Un buen puñado de cebollino fresco. (opcional)

½ pastilla de caldo de carne  (opcional) o sustituir 100 ml. de leche por la misma cantidad de caldo de carne casero.

Elaboración:
En una sartén salteamos los boletus picaditos en un poco de aceite de oliva. Salpimentamos y reservamos.
En una cazuela de buen fondo ponemos la leche, mantequilla y la harina (todo en frío) . Lo llevamos al fuego y NO DEJAMOS  DE  MOVER con varillas hasta que comience a hervir. En este momento bajamos el fuego al mínimo y dejamos que cueza durante 20/25  minutos removiendo de vez en cuando durante toda la cocción. NO TIENE QUE DEJAR NUNCA DE COCER..
Cuando esté hecha, le añadimos la sal, la pimienta y los boletus. Lo dejamos un par de minutos para que se mezclen bien los sabores y apartamos del fuego. Le echamos un buen puñado de cebollino picado y lo vertemos en una fuente .Cubrimos la pasta con papel film, es decir, que el plástico toque la pasta directamente para evitar que se forme costra. Otra opción muy buena, es echar la masa dentro de una manga pastelera que tengamos en casa sólo para ese uso(nº 40).Después se formarán las croquetas casi solas.
Enfriar  y reservar en la nevera.
Formar las croquetas ayudándoos de dos cucharas o, si habéis utilizado la manga, formando “churros” que se van cortando del tamaño deseado. Las pasamos por harina-huevo-pan rallado y las colocamos en una bandeja. Si vamos a tomarlas ese mismo día, es conveniente dejarlas reposar varias horas en la nevera. Si se van a congelar, disponedlas en una bandeja, introducidlas en el congelador y una vez estén congeladas, guardadlas en bolsa especial para congelados , así no se pegarán nunca unas contra otras.
Para conseguir una buena fritura, uniforme y que no revienten, utilizad freidora o, como en mi caso, freidlas en un cazo con abundante aceite de oliva. De esta forma no tendremos que darlas la vuelta, se fríen enseguida y el aspecto!!!!, juzgad por las fotos.
Un “Crack” de pan

Rellenas de  Boletus!





Elaboración Tradicional:

En una cazuela de buen fondo, fundir la mantequilla a fuego suave. Agregar la harina y remover bien para que se impregne bien de la grasa. Secar un poco pero sin llegar a tostar.
Verter encima la mitad de la leche  fría y remover continuamente con la varilla hasta que comience a espesar. Entonces añadir la otra mitad de la leche hasta obtener una pasta homogénea. Dejarla cocer despacio, removiendo de vez en cuando con una espátula de madera, de 20 a 25 minutos.
Picar el relleno elegido (boletus, jamón, atún) y unos minutos antes de retirar la bechamel, lo agregamos junto con la nuez moscada y la sal.
Proceder como en la receta anterior.