viernes, 16 de enero de 2015

Ensalada de lentejas low cost de alto standing



De vuelta a la normalidad, al menos es la intención que tenemos todos!.
Una buena ensalada rica en proteína vegetal, con un toque de queso para los que necesitan masticar algo más, y un punto de acidez golosa con la frambuesa.
Receta de Gonzalo D´Ambrosio, del programa de Canal Cocina "FÁCIL Y RESULTÓN".

Ingredientes:
  • 200 gr. de lentejas en conseva
  • 1 cebolla morada
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 tomate KUMATO
  • 3 guindillas verdes en conserva
  • 100 gr. de queso FETA
  • 50 gr. de frambuesas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre balsámico
  • Sal y pimienta
Elaboración:
Cortar en "brunoise" o daditos pequeños, todos las hortalizas menos las guindillas, que las cortaremos en rodajas.
En otro recipiente mezclamos el queso cortado en cubos, las guindillas, un poco de aceite y pimienta. Reservamos.
En un bowl mezclamos el tomate cortado en dados y todas las hortalizas picadas. Añadimos las lentejas y removemos con cuidado.
Por otro lado, machacamos las frambuesas con el vinagre balsámico y agregamos el aceite de oliva y la sal. Removemos para que se emulsione bien y aliñamos las lentejas con las verduras.
Para emplatar, colocamos un aro y rellenamos con la ensalada. Adornamos con la guarnición de feta y guindilla y alguna frambuesa fresca.

¡Que disfrutéis!.




 

sábado, 29 de noviembre de 2014

Bocaditos de mazapán de naranja y piña


 
¡Fáciles y exquisitos!.
Estos dulces de mazapán se preparan en un "pis pás". Pueden hacerse con antelación y son un bocado perfecto para el café de las sobremesas de Navidad.
Como bien se aprecia en las fotografías, no se trata de mazapanes. Más bien se acerca el dulce a las "marquesas", pero el pastelero lo denomina así por la masa base de mazapán que lleva en su elaboración.
 
Ingredientes para la pasta de mazapán:
  • 125 gr. de almendra rallada
  • 125 gr. de azúcar glas
  • 1  clara de huevo
Mezclar bien todos los ingredientes, formar una bola y reservar en la nevera.
 
Ingredientes para los bocaditos de naranja:
  • 125 gr. de pasta de mazapán
  • 40 gr. de huevo + 10 gr. de yema
  • 10 gr. de maicena
  • 25 gr. de naranja confitada
  • 15 gr. de mermelada de naranja amarga
  • 35 gr. de mantequilla fundida fría
  • Almendra laminada para adornar (opcional)
Ingredientes para los bocaditos de piña:
  • 125 gr. de pasta de almendra
  • 40 gr. de huevo + 10 gr. de yema
  • 10 gr. de maicena
  • 1 rueda grande de piña en almibar (25 gr. +-)
  • 35 gr. de mantequilla fundida fría
  • Trocitos de piña para adornar
Elaboración:
  1. Utilizaremos don cuencos para las dos preparaciones.
  2. En cada cuenco ponemos 125 gr. de pasta de almendra y le vamos agregando los ingredientes que correspondan a cada receta. Casi los mismos menos la mermelada y la piña.
  3. Mezclar muy bien la mantequilla  con el azúcar glas.
  4. Agregar el huevo, la yema y la maicena y seguir mezclando bien el conjunto para que la crema quede bien homogénea.
  5. Añadir la pasta de almendra, mezclar muy bien.
  6. Agregar la mermelada y la naranja confitada para los de naranja, y la piña para los de piña.
  7. Verter cada preparación en una manga pastelera y dejar reposar en la nevera al menos 1/2 hora.
  8. Disponer una bandeja de horno con las capsulitas rizadas. Yo he utilizado del nº 7, pero si encontráis más pequeñas, mejor. en las de naranja le ponemos unas almendras laminadas y en los de piña, un trocito de piña.
  9. Espolvorear con azúcar glas y hornear a 190º hasta que estén bien doraditos. Aproximadamente 13/14 minutos. Si son más pequeñas se harán antes.
  10. Sacar del horno y enfriar sobre una rejilla.
 
A TENER EN CUENTA:
 
  • La masa de mazapán se puede congelar recién hecha para utilizar en otras preparaciones.
  • Los bocaditos horneados, también pueden congelarse una vez fríos. Se guardan en bolsitas especiales para congelación.
  • Con las cantidades de las dos recetas en cápsulas del nº 7, salieron 20 unidades.
  • Si se desea podemos darle a la masa un" toque" añadiendo unas gotas de esencia de almendra amarga.
 
 

--------------------------------------------------------------------------------

lunes, 17 de noviembre de 2014

Panna cotta de chocolate blanco

 "Berasateguiadicción". Debe ser lo que padezco desde que empezó su programa en Tele5. No me pierdo ni un pase de los jueves.
 
La panna cotta, es un postre italiano que literalmente quiere decir NATA COCIDA. Existen muchas variedades, como de casi todo. Ésta de chocolate blanco es muy untuosa y cremosa,  y aunque no seáis muy adictos al blanco , resulta exquisita al paladar.
 
Una alternativa perfecta para los postres de  Navidad. Además de las bandejas de turrones y otros dulces como la mousse de mazapán  que es éxito seguro, esta panna cotta es una delicia, siempre que no le privéis de la salsa de frambuesas que le da el toque especial.

Ingredientes para la panna cotta: 6/8 raciones
  • 340 ml. de leche entera
  • 460 ml. de nata 35% materia grasa
  • 230 gr. de chocolate blanco especial postres
  • 3 hojas de gelatina
  • 1 vaina de vainilla
Ingredientes para la salsa de frambuesas:
  • 200 gr. de frambuesas
  • 50 gr. de azúcar
  • 50 gr. de aguardiente de cereza (kirsch, yo puse Cointreau).
  • 1/2 hoja de gelatina (opcional)
  • Un par de frambuesas para adornar cada vasito.
Elaboración de la panna cotta:
  1. Trocear el chocolate y ponerlo en un bowl. Reservar
  2. Hidratar las hojas de gelatina 5 minutos en agua fría.
  3. Poner a calentar la leche con la vaina de la vainilla. Cuando comience a hervir, retirar la vainilla, disolver la gelatina bien escurrida y verter sobre el chocolate picado. Remover bien el conjunto y añadir la nata líquida. Remover y verter en los vasitos de presentación.
  4. Dejar enfriar a temperatura y meter en la nevera al menos tres horas para que cuaje bien.
Elaboración de la salsa de frambuesas cuando ya tengamos cuajada la crema:
  1. En una sartén o cazo amplio de buen fondo, ponemos el azúcar. Antes de que tome color, añadimos las frambuesas, le damos unas vueltas para que se disuelva bien el caramelo y agregamos el licor. Flambeamos y colamos bien, pasando toda la pulpa por la malla de un colador fino. Así no nos encontraremos las semillas. (Él no lo cuela).
  2. Cogemos un poco de esta salsa en un cacito y metemos la media hoja de gelatina hidratada. Lo llevamos al microondas apenas 2 segundos, justo para que se disuelva. Lo añadimos al resto de la salsa y dejamos enfriar a temperatura ambiente. (él no pone gelatina).
PRESENTACIÓN:
  • Una vez bien cuajada  la crema, le ponemos un par de cucharadas de salsa de frambuesas y adornamos con alguna frambuesa natural.
A TENER EN CUENTA:
  • El chef aconseja no abusar de la gelatina, por eso la presentación se hace imprescindible en vasito o copa. Debe quedar algo "temblona".
  • Disponer los recipientes en una bandeja y verter la crema. No los mováis hasta que templen. Sacar y poner la salsa con cuidado para que os quede liso. Si lo lleváis a la nevera en la bandeja, es mucho más fácil y se nos moverá menos.
  • La acidez de esta salsa es IMPRESCINDIBLE para compensar un poco el dulzor que le aporta el chocolate blanco. Si optáis por salsas ya preparadas, el resultado no es el mismo, pues suelen estar bastante azucaradas.




--------------------------------------------------------------------------------

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Carrilleras glaseadas de cerdo ibérico



Hoy traigo una de mis recetas estrella, un plato de ocasión especial que nunca falla y que gusta a todo el mundo. Otra que aprendí de Iria Castro, mi primera maestra de cocina.
 
La pieza de carrillera se obtiene de la cara del cerdo, los "carrillos", de ahí su nombre.  Este guiso requiere de una cocción lenta y larga. Su alto contenido en colágeno así lo requiere. Por ello su bocado es gelatinoso y tierno, tierno.
 
Las carrilleras denostadas en otros tiempos por tratarse de casquería y como tal, partes menos nobles que el solomillo o el entrecot, hoy están muy demandadas y para conseguirlas hay que encargarlas con antelación, sobretodo si las queremos ibérícas.
 
Ingredientes para 4 personas:
  • 12 carrilleras de cerdo ibérico (o cerdo blanco)
  • 2 cebollas medianas
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cabeza de ajo rústico (con piel).
  • Tomillo, romero
  • 10 gr. de maicena
  • Fondo de carne hasta cubrir
  • Aceite, sal y pimienta

Elaboración:
  1. Limpiar bien las carrilleras, salpimentar y dorar en aceite por todos los lados. Reservar.
  2. En el mismo aceite pochar todas las verduras cortaditas hasta dorar.
  3. Añadir las carrilleras, las hierbas y cubrir con el fondo de carne.
  4. Introducir en el horno precalentado a 140º durante dos horas y media hasta que estén tiernas.
  5. Sacar de la cazuela y reservar.
  6. Colar la salsa de todas las verduras, ponerla en el fuego y cuando rompa a hervir ir añadiendo la maizena disuelta en un poco de agua o caldo. Buscar el punto de espesor deseado y dejar hervir unos minutos.
  7. Poner a punto de sal, colar y echar la mitad de nuevo sobre la cazuela de las carrilleras. Poner la salsa necesaria para conseguir una reducción, no echarle toda porque suele sobrar bastante. 
  8. Introducirla  en el horno y "glasear", es decir,  dejar que reduzca un poco la salsa hasta que barnice y de brillo a la carne  con su propio fondo de cocción. Vigilar bien para que no se nos agarre o pierda demasiada salsa.

CALDO DE CARNE:
  • Puerro, cebolla, zanahoria, apio, cantidad al gusto.
  • Trozos de restos de carne o un trozo de falda, huesos de ternera.
  • Tomillo y romero
  • Agua
  1. En una cazuela ponemos los trozos de carne y huesos a dorar mucho.
  2. Añadimos las verduras troceadas y rehogamos. Agregamos las hierbas y agregamos agua hasta cubrir.
  3. Cocemos durante 1 hora y media, vigilando que siempre estén cubiertas las carnes y verdura, añadiendo un poco de agua si fuera necesario.
  4. Colar, enfriar en la nevera cuando esté a temperatura ambiente, quitar la grasa sobrante que habrá subido a la superficie y utilizar.
NOTAS:
  • Atreveos con los guisos en el horno. Para mí fue un descubrimiento, sobre todo cuando cocinas para muchos y tienes que utilizar cazuelas grandes. Te permite tener bien distribuidos los trozos de carne sin que se amontonen, por lo que la cocción es mucho más homogénea.
  • EL FONDO de carne que siempre utilizo es casero. Nunca he usado brick. Podríamos ponerle agua pero como imagináis, cuanta más sustancia tengan todos los elementos, más sustancia habrá en el plato.
  • LA GUARNICIÓN que aparece en la fotografía es de POLENTA frita. He de decir que no me hizo mucha gracia, por eso no publico la receta. En otras ocasiones he acompañado la carrillera con patatas fritas o una crema de coliflor o patata.