lunes, 21 de julio de 2014

Tarta de manzana y natillas

Otra larga temporada sin publicar. Me ha picado el gusanillo y me encuentro en la etapa "Busco tarta de manzana perfecta". Pero me temo que existen tantas como abuelas o madres o tías hacedoras de tartas de manzana. ¿Quién no tiene la receta  de su tarta favorita?. Pues mis amigos, Carlos en particular, que sueña con el sabor de aquella tarta evocadora de  recuerdos de la casa de su tía. Comidas de domingo, meriendas de capricho, y la mano de una tal Angelines que la" bordaba"  y cuya receta guarda celosamente. Ella es la culpable de haberme metido en este lío, dos tartas en cuatro días.  ¡¡Yo y mis retos culinarios!!. 
 
 Blogeando para encontrar un poco de inspiración, me encontré con esta receta del blog "Vamos a cocimar". Me gusta elaborar las recetas tal y como se indican, así que no me salí ni un ápice en cuanto a ingredientes e  indicaciones. El resultado muy bueno, pero quise probar haciendo otra dándole mi toque personal, agregando algún ingrediente que, para mi paladar,  se hace imprescindible en este tipo de tartas. Por lo que os sugiero que hagáis las dos fórmulas y os quedéis con la que se acerque más a vuestros gustos.
 
Ingredientes para la masa:
  • 2 envases de  NATILLAS (Danet).
  • 2 huevos XL y 2 yemas
  • 2 medidas del envase de azúcar
  • 2 medidas del envase de harina de repostería
  • 250 gr. de mantequilla fundida fría
  • 2 manzanas  REINETA  
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 sobre de vainilla azucarada
  • 30 ml. de Brandy
Ingredientes para la cobertura:
  • 2 manzanas REINETA para adornar
  • Peladuras de 3 manzanas
  • 350 ml. de agua (o zumo de manzana)
  • 1/2  sobre de cobertura para tartas (LIDL )
Elaboración:
  • Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo.
  • Enmantecamos un molde para tarta de 26 ctm.
  • Pelamos y laminamos las 2 manzanas de la cobertura y reservamos.
  • En Thermomix u otro robot triturador, ponemos todos los ingredientes de la masa sin orden alguno. Trituramos bien y volcamos la crema en el molde.
  • Colocamos las láminas de manzana acaballadas, procurando dar una bonita forma.
  • Espolvoreamos con azúcar en grano y horneamos durante 45 minutos o 1 hora.
  • Comprobamos el punto de cocción introduciendo un palillo o brocheta. Cuando salga limpio estará listo.
  • Si vemos que la superficie no se ha dorado mucho, lo gratinamos un par de minutos , vigilando para que no se queme.
  • Dejamos enfriar dentro del molde.

Elaboración del galseado de manzana:
  • Mientras se hornea la tarta ponemos a hervir las peladuras con el agua durante 15 minutos. Colamos y dejamos enfriar. Si en vez de agua queremos utilizar zumo de manzana, nos ahorraremos el paso de hervir las peladuras.
  • Disolver medio sobre de cobertura para tartas en 125 ml. de la infusión ya fría. Añadimos 1 cucharada bien colmada de azúcar y llevamos a ebullición. Reposamos un minuto y glaseamos.
  • Emplatamos y guardamos en la nevera hasta el momento de servir.
El contenido de este sobre se disuelve en 250 ml. de líquido. Para cubrir una tarta tendremos suficiente con la mitad.
Espero que os guste tanto como a mí!.


 


















sábado, 19 de abril de 2014

Tejas de nata y almendra

 
Tomo prestada la receta de mi amiga Marisu de estas tejas de nata súper fáciles y buenísimas. Esta vez sólo he tenido que fotografiarlas, le quedaron estupendas.

Mención especial para Antonia su madre, que me regaló estos cuencos de ganchillo tan ideales y utilicé como soporte para presentar las tejas. Una artista de la aguja de ganchillo que disfruta un montón haciendo pequeños detalles que luego regala con mucho cariño. ¡¡GRACIAS a las dos!!.

En el fondo de esta fotografía se puede apreciar cómo
 se extiende la masa sobre la bandeja

Ingredientes:
  • 125 gr. de nata líquida 35% materia grasa
  • 250 gr. de almendra laminada
  • 200 gr. de azúcar
  • 50 gr. de harina de repostería
  • Pizca de sal
Elaboración:
  • Precalentar el horno a 200º.
  • Mezclar en un cuenco todos los ingredientes secos (azúcar, harina, sal y almendra).
  • Añadir la nata y remover con cuidado para no romper mucho las almendras.
  • Con una cuchara tomamos pequeñas porciones de la masa y vamos colocando en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, para desmoldarlas fácilmente. Hay que dejar separación entre ellas porque van a extenderse bastante durante el horneado.
  • Horneamos durante 10 minutos aproximadamente. Cuando veamos que los bordes se tuestan, retiramos con una espátula.
  • Aquí llega la labor más tediosa, aunque merece la pena. Podemos dejarlas planas o darles forma colocándolas de una en una y en caliente sobre un rodillo. Apretamos un poco con cuidado de no romperlas y dejamos enfriar. Lo mejor es que alguien nos ayude porque si se enfrían no podremos conseguir tan bonita forma.
  • Cuando las tengamos todas listas y frías, se guardan en caja de lata o bolsa de celofán y se conservan estupendamente durante varios días. No puedo precisar cuántos porque nunca han durado más de tres.
¡Disfrutad y regalad a vuestros amigos!.









domingo, 6 de abril de 2014

Tarta de queso con base sablé de almendra


Tarta de queso de textura muy suave y cremosa, la receta típica hecha con queso philadelphia, pero con un toque de leche que la hace más ligera y una base mucho más consistente de sabor y textura; la Sablé con almendra. Queda muy crujiente y de presencia impecable.
He utilizado un molde de 26 ctm x 4 ctm de alto y he forrado además un par de tartaletas individuales de 12 ctm.
Si sobra masa la podemos congelar bien envuelta. Aguanta un par de meses.
Entre paréntesis pongo cantidades para hacer la crema de una tarta más pequeña, 18/20 ctm

Para la pasta SABLÉE:
  • 130 gr. de mantequilla pomada
  • 90 gr. de azúcar 
  • 30 gr. de almendra molida
  • 1 huevo
  • 210 gr. de harina de repostería
  • Vainilla en rama (opcional)
Elaboración:
  1. Colocar en un cuenco amplio la mantequilla con el azúcar. Trabajar para que quede bien cremoso y añadir el huevo. Unir bien la mezcla y agregar la harina tamizada, la vainilla y la almendra.
  2. Formar una bola y estirar entre dos hojas de papel de hornear, dejando un grosor de 3 mm. Colocar en una bandeja y dejar reposar en el frigorífico al menos 30 minutos.
  3. Sacar la masa cuando esté lista y colocar sobre el molde, pegándola bien a las paredes de éste. Cortar con un cuchillo la masa sobrante , pinchar el fondo con un tenedor y cocer en blanco. Para ello ponemos encima una hoja de papel de horno y lo llenamos de legumbres secas (garbanzos, lentejas).
  4. Horneamos a 180º durante 20 minutos.
  5. Retiramos las legumbres y horneamos otros 15 minutos más a 160º hasta que la veamos dorada.
  6. Reservar.
Para la CREMA DE QUESO:
  • 500 gr. de queso PHILADELPHIA (350)
  • 500 gr. de nata líquida de 35% materia grasa (350)
  • 250 gr. de leche entera (175)
  • 140 gr. de azúcar (98)
  • 10 gr. de gelatina en polvo (7)
Elaboración:
  1. Poner a hervir la nata, el queso, la leche y el azúcar removiendo bien. 
  2. Cuando comience el hervor retirar,colar y añadir la gelatina.
  3. Verter sobre la tartaleta de sablé y dejar enfriar a temperatura ambiente. Meter en el frigorífico y dejar un par de horas antes de glasear con la confitura.
  4. Meter en la nevera al menos 6 horas.
Para el GLASEADO DE ROJOS:
  • 200 gr. de mermelada de frutos rojos (yo le pongo cereza)
  • 50 gr. de agua
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 2 cucharaditas de gelatina en polvo
  • Elaboración:
  1. Calentar la mermelada, el agua y el zumo. Añadir y la gelatina y remover muy bien. si vemos algún grumo, colamos. 
  2. Cuando esté a temperatura ambiente,  vertemos sobre la tarta y llevamos a la nevera.
¡Disfrutad!



lunes, 24 de febrero de 2014

Pudin clásico de Pan



Hoy traigo una receta buenísima de Xabier Barriga sacada del libro "Recetas caseras con PAN DE AYER".
Me recuerda mucho al sabor de las Torrijas, no sé si por el aroma a canela o porque realmente sus ingredientes son los mismos, pero utilizados de diferente manera. Su sabor recuerda la  repostería de siempre, de casa de la abuela. No es demasiado dulce y simplemente, ME HA ENCANTADO.

Ingredientes:
  • 225 gr. de pan duro (barra de leña)
  • 700 ml. de leche entera
  • 4 huevos
  • 125 gr. de azúcar
  • 100 gr. de pasas sultanas
  • Ron
  • Piel de limón
  • Piel de naranja
  • Palo de canela
Elaboración:
  1. Poner agua a calentar y cuando arranque el hervor echar las pasas y dejar macerar 15 minutos. Colar cubrir con ron y macerar 2 horas. Reservar. 
  2. Poner a calentar la leche con el limón y el palo de canela, dejar que hierva un par de minutos. Retirar y dejar en infusión hasta que esté templado. Cuanto más tiempo lo dejemos en infusión, mejor sabor tomará la leche. 

  3. Colocar los trozos de pan en un cuenco amplio y añadir la leche colada y templada. Dejar unos 20 minutos o hasta que veamos que ha empapado bien todo el pan.
  4. Batir los huevos con el azúcar hasta que espumen un poco y añadirlos al cuenco del pan remojado.
  5. Verter en un molde engrasado y hornear a 180º durante 25 minutos, o hasta que veamos que ha cuajado bien, pinchando el centro con un palito y comprobando que sale limpio.
  6. Cortar en porciones cuando esté bien frío.
  7. Servir sólo o acompañado de helado mantecado o natilla. 
Trucos:
  • Podemos tener preparadas las pasas con antelación. Las escurrimos bien después del macerado y guardamos en un frasco o bote hermético. Guardar en nevera.
  • Pesar el pan de barra y trocearlo cuando esté blandito. Dejarlo al aire un par de días para que se quede bien duro.
  • Para conseguir más sabor a canela, pinchar el palo  con un tenedor y restregar sobre el fondo del recipiente durante un ratito.



¡Disfrutad!