PAN DE LECHE PARA TORRIJAS "ESPECTACULAR" de Dan Lepard



Esta receta  del panadero australiano Dan Lepard , me ha recordado a los bollos de leche que se vendían en panaderías hace muuuuuchos años. Me encantaba comerlos sin nada porque su sabor era muy natural, blanditos y con un toquecillo dulce muy apetecible.  Nada que ver con aquellos "bimbollos".
 
Su miga es bastante resistente, por lo que lo hace ideal para hacer torrijas.
 
También podemos utilizarlo como base de pan de molde, para tostadas de pan caliente ó para preparar sandwiches fríos. 
 
Ingredientes:
  • 500 grs. de harina de media fuerza (50% de repostería y 50% de fuerza).
  • 15 gr. de levadura fresca de panadero
  • 1 y 1/4 de cucharadita de sal
  • 25 grs. de mantequilla fundida
  • 20 grs. de miel o azúcar invertido
Elaboración en amasadora:
  • Poner en el vaso la harina tamizada y hacer un hueco.
  • Calentar la leche con la miel ó el azúcar invertido hasta los 20 ó 25 grados.
  • Disolver bien la levadura en ella y echarlo sobre la harina.
  • Remover un poco con el gancho y añadir la sal y la mantequilla caliente.
  • Remover hasta tener todos los ingredientes bien integrados.
  • Tapar con film y reposar 10 minutos.
Después del primer reposo

 
  •  Comenzar con  el amasado a velocidad 1 durante 5 minutos. Tapar con film y reposar 10 minutos más (segundo reposo).
Después del amasado y el segundo reposo
 
  •  Volver a amasar 5 minutos y reposar otros 10  (tercer reposo).
Después del tercer reposo. En este punto la masa ya no se pega a los dedos, pero podemos aceitarnos un poquitín las manos para manipularla (en mi caso no ha sido necesario).
 
  •  Amasar una última vez durante 5 minutos y reposar tapado durante 30 minutos (último reposo).
Después del último reposo de 30 minutos, ya la tenemos LISTA!
 
Dividir la masa en 2 bolas del mismo peso. Disponerlas dentro de un molde de plum-cake previamente aceitado y enharinado. Tapar con film un poco aceitado y dejar que doble su volumen. Tiene que sobrepasar un poco las paredes del molde. Ver nota sobre los levados al final del post.
 
 
  • 10 minutos antes de que finalice el levado, precalentar el horno a 210º con calor arriba y abajo. 
  • Pincelar el pan con leche a temperatura ambiente (este paso no es necesario en el caso del pan para torrijas, pero me encanta el color dorado que se consigue).
  • Hornear durante 15 minutos a esta temperatura. Después bajar a 180º y seguir horneando 20 minutos más. Nos llevará entre 30 y 40 minutos, dependiendo del horno.
  • Desmoldar y enfriar sobre rejilla.
  • Una vez frío guardar en una bolsa de plástico especial para alimentación. Utilizar de un día para otro en el caso de las torrijas.
  • Con esta receta salen unas 20 torrijas. Cada rebanada la dividimos en dos, pues si no salen demasiado anchas. Hay que cortar el pan grueso. Ver receta aquí.
NOTA SOBRE EL PROCESO DE LEVADO
DE CUALQUIER MASA.
 
No siempre tendremos la cocina a 20 ó 25 grados, bien por la estación o por la ciudad en la que nos encontremos.
El sitio ideal para conseguir una temperatura de 25 o incluso algún grado más, es EL HORNO. Introducimos el molde con la masa cubierta y dejamos la luz encendida y la puerta cerrada. Así vamos a preparar una especie de "incubadora". Veréis que este truco es fantástico!. Las masas suben de forma uniforme lejos de corrientes o cambios bruscos de temperatura.

 





 




Comentarios

Publicar un comentario

Lo más visto