viernes, 5 de noviembre de 2010

La tarta de Lucía


Esta entrada está dedicada a mi sobrina Lucía. Es su tarta favorita. Tan ,tan favorita que es capaz de tomarse casi un cuarto de una sentada!…La base es un bizcocho blandito y tierno mojado en almibar  con un toque de coco y una crema suave que entra sola.
En origen la bautizamos en casa como “Juanita Gigante” porque se vende en porciones pequeñas, tamaño pastel y se llama Juanita. No sé si estos pasteles existen en otra ciudad que no sea Valladolid.

Ingredientes:

Para la base de bizcocho: 
100 gr. de harina de REPOSTERIA
100 gr. de azúcar
4 huevos

Para la crema:
5 yemas
½ litro de leche entera
160 grs. de azúcar
25 grs. de MAIZENA        
2 hojas de gelatina neutra (vahiné).
Piel de 1 limón y rama de canela.
20 gr. de mantequilla

Para el almibar: (TPT, tanto por tanto)
100 ml. de agua
100 grs. de azúcar


Elaboración del bizcocho:
Montar bien los huevos con el azúcar hasta blanquear bien, esto es, que la preparación quede amarillo pálido.
Verter la mezcla en un molde previamente enmantecado y hornear a 180º aproximadamente,15-20 min. Reservar en rejilla. Abrir por la mitad y congelar una de las mitades para otra ocasión.

Elaboración del almibar:
Echar en un cazo el azúcar y el agua. Remover y dejar un par de minutos a partir del primer hervor. Se utiliza caliente cuando el bizcocho esté frío y frío cuando esté caliente.

Elaboración de la crema en el microondas:
Poner a remojar la gelatina en agua fría.
Hervimos la leche con la canela  y la cáscara de limón  sin nada de piel blanca, durante un par de minutos. Dejar infusionar hasta enfriar a temperatura ambiente. Yo prefiero dejarlo de un día para otro bien tapado con film en la nevera.
Poner en un bol de cristal el azúcar, la maizena y las yemas. Remover hasta integrar todo bien   y añadir la leche colada. Meter en el micro a potencia máxima durante 2 minutos. Sacar, remover y volver a introducir en el micro por periodos de 1 minuto, removiendo y comprobando la consistencia.. En el último hervor, añadir la gelatina previamente hidratada y escurrida.  Remover bien y verter inmediatamente sobre el bizcocho.
Espolvorear con canela molida, enfriar y reservar en la nevera hasta el momento de degustarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada