sábado, 18 de febrero de 2017

Celebrando en "A Poniente"


Puente de la Constitución de 1812, Cádiz
 



Con bastante retraso.....
Cena en  "A Poniente", Puerto de Santa María, Cádiz. Único restaurante con estrellas Michelín de la provincia.
 
El restaurante está situado dentro de un polígono industrial que te despista, pues no esperas encontrar por esos lares tan prestigioso local. Cuando traspasas el umbral de la puerta de entrada, todo se transforma. Olvidas el entorno, y te dispones para disfrutar de una aventura de las nuestras. Nos cuenta Carlos, que el edificio es un antiguo MOLINO DE MAREAS rehabilitado para dar vida a este espacio tan particular, tan de Cádiz. Te sumerges en el mar, todo huele y te lleva al él. Su decoración es sobria y cálida a la vez. Piedra, cristal, forja y madera. Nada elegido al azar. Lámparas, sillas, vajillas, detalles de mesa que evocan al mundo marino. No en vano Ángel León es "el chef del mar". Escurridizo en el saludo, muy correcto y amable, aunque no nos diera pie para pedirle una foto de recuerdo.
 
El servicio fue impecable. Podríamos decir que asistimos a un baile de platos con una puesta en escena coordinada y pulcra. Un 10 para el jefe de sala y todo el equipo de camareros.
 
Degustamos el menú corto "Mar en calma". Tratándose de una cena, y "sufriendo" ya cierta hartura en el comer por estar de vacaciones,  la elección fué más que acertada.
Sabores muy rotundos y potentes Recordamos especialmente el "trampantojo" de pastelitos salados,  delicados, sabrosos uhmmmmm!! el gazpacho verde y la textura de la sopa fría de aguaviva. Postres elaborados y con carácter, pero no sublimes.
 
Otra experiencia gastronómica diferente y maravillosa. Otra declaración de amistad, otro detenerse en los detalles para sentir  y vivir el momento con complicidad.

Patatas, camarones y limón

Bollito de calamares
Berlina de choco
Brazo de Gitano de plancton
Revuelto de ajetes y gambas
Tres formas de comer una caballa
 

Sopa fría de aguaviva en adobo

Cazón en amarillo


Descartes en arcilla al pan frito


Popieta de morena en grenobloise

Ojo de pez


Pepino, sandía y hierbas

Cereza y chocolate


¡¡11.000 días de casados!!,
excusa perfecta para celebrar la felicidad.
 
No comments...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario