domingo, 6 de abril de 2014

Tarta de queso con base sablé de almendra


Tarta de queso de textura muy suave y cremosa, la receta típica hecha con queso philadelphia, pero con un toque de leche que la hace más ligera y una base mucho más consistente de sabor y textura; la Sablé con almendra. Queda muy crujiente y de presencia impecable.
He utilizado un molde de 26 ctm x 4 ctm de alto y he forrado además un par de tartaletas individuales de 12 ctm.
Si sobra masa la podemos congelar bien envuelta. Aguanta un par de meses.
Entre paréntesis pongo cantidades para hacer la crema de una tarta más pequeña, 18/20 ctm

Para la pasta SABLÉE:
  • 130 gr. de mantequilla pomada
  • 90 gr. de azúcar 
  • 30 gr. de almendra molida
  • 1 huevo
  • 210 gr. de harina de repostería
  • Vainilla en rama (opcional)
Elaboración:
  1. Colocar en un cuenco amplio la mantequilla con el azúcar. Trabajar para que quede bien cremoso y añadir el huevo. Unir bien la mezcla y agregar la harina tamizada, la vainilla y la almendra.
  2. Formar una bola y estirar entre dos hojas de papel de hornear, dejando un grosor de 3 mm. Colocar en una bandeja y dejar reposar en el frigorífico al menos 30 minutos.
  3. Sacar la masa cuando esté lista y colocar sobre el molde, pegándola bien a las paredes de éste. Cortar con un cuchillo la masa sobrante , pinchar el fondo con un tenedor y cocer en blanco. Para ello ponemos encima una hoja de papel de horno y lo llenamos de legumbres secas (garbanzos, lentejas).
  4. Horneamos a 180º durante 20 minutos.
  5. Retiramos las legumbres y horneamos otros 15 minutos más a 160º hasta que la veamos dorada.
  6. Reservar.
Para la CREMA DE QUESO:
  • 500 gr. de queso PHILADELPHIA (350)
  • 500 gr. de nata líquida de 35% materia grasa (350)
  • 250 gr. de leche entera (175)
  • 140 gr. de azúcar (98)
  • 10 gr. de gelatina en polvo (7)
Elaboración:
  1. Poner a hervir la nata, el queso, la leche y el azúcar removiendo bien. 
  2. Cuando comience el hervor retirar,colar y añadir la gelatina.
  3. Verter sobre la tartaleta de sablé y dejar enfriar a temperatura ambiente. Meter en el frigorífico y dejar un par de horas antes de glasear con la confitura.
  4. Meter en la nevera al menos 6 horas.
Para el GLASEADO DE ROJOS:
  • 200 gr. de mermelada de frutos rojos (yo le pongo cereza)
  • 50 gr. de agua
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 2 cucharaditas de gelatina en polvo
  • Elaboración:
  1. Calentar la mermelada, el agua y el zumo. Añadir y la gelatina y remover muy bien. si vemos algún grumo, colamos. 
  2. Cuando esté a temperatura ambiente,  vertemos sobre la tarta y llevamos a la nevera.
¡Disfrutad!



4 comentarios:

  1. Las tartas de queso me gusta y creo que ese toque de leche para hacerla más suave tiene que sentarle de maravilla y la base genial.

    besazos

    ResponderEliminar
  2. Una tarta exquisita, me encantaría probarla.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Que pintaza!!!Me quedo con la receta!!!Un besito

    ResponderEliminar
  4. Nos acabamos de hacer seguidoras tuyas y te invitamos a seguirnos.
    Tu tarta espectacular, nos encantan las tartas de queso y con esta base no la probamos nunca ósea que nos la apuntamos para hacer rápidamente.
    Besos cris y laura

    ResponderEliminar