lunes, 29 de octubre de 2012

Guisado de níscalos con patatas y chorizo



 
Tiempo de setas, castañas, membrillos, buñuelos. ¡Me encanta el otoño!.
Ni trufas, ni bombones, ni pastas de té. Me han regalado "NÍCALOS"!!. 
Aunque Valladolid es tierra de pinares, ningún sitio como Soria para recolectar esta maravillosa seta que nace a los pies de los pinos. Gozada total la que debieron sentir mis amigos al recolectarlos. No exagero si digo que se siente casi el mismo placer que cuando los degustas. 
Hoy lunes he vestido mi mesa de domingo. Vajilla buena, y copa de vino que soboreo mientras mimo mi cazuela al fuego. Un lujo de comida, al menos para mí, que no acostumbro a comer platos de cuchara. Auguro que son los primeros y últimos que tomaremos, pues según la previsión del tiempo, las heladas ya han llegado y por tanto, el fin de la temporada.


 
Hay montones de recetas, a la plancha, sólo con ajos chorizo y jamón, acompañando guisos de todo tipo, etc.

Hoy le hago un guiño a las patatas. Hace poco escuché decir a un nutricionista, que en tiempos de crisis se debería volver a las legumbres, patatas y hortalizas en general. Si es cierto que lo que antaño eran platos de pobres, ahora son un "manjar". No tanto por el producto, que es excelente, sino por el mimo, tiempo y cariño que hay que poner en su elaboración.

La patata ha de ser harinosa, especial para guisar. El caldo para mojar el guiso, con fundamento, de pollo, carne o de cocido.

Ingredientes para 4-6 raciones:

  • 1.300 gr. de patatas especiales para guisar
  • 1 1/4 kg de nícalos troceados
  • 1/2 litro de caldo de pollo, carne o cocido
  • 1/2 cebolla muy picada
  • 3 dientes de ajo muy picados
  • 2 hojas de laurel
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Chorizo para guisar

Elaboración:

  • El nícalo ha de lavarse bajo el chorro de agua fría, para eliminar bien toda la tierra. Dejar en remojo unos minutos y verificar bien que quedan muy limpios. Trocear y reservar.

TRUCO DE MI AMIGA TATI!! (los escalda 5 minutos en agua con sal. Según ella, sale toda la tierra).

  • Chascar las patatas y reservar.
  • En una olla o cazuela grande y de buen fondo, echamos un chorrito de aceite de oliva con los ajos picaditos muy menudos. Cuando estén dorados, lo retiramos y añadimos la cebolla. Cocinamos un rato hasta que sude un poco y coja algo de color. Entonces le agregamos el chorizo en rodajas y seguimos rehogando.
  • Le ponemos una cucharadita de pimentón dulce y una puntita de pimentón picante ( va en gustos).
  • Inmediatamente, añadimos las patatas y el laurel y rehogamos un par de minutos.
  • Echamos los nícalos y le damos unas vueltas.
  • Salamos el conjunto y agregamos el caldo caliente. Esperamos a que comience el hervor y bajamos la temperatura  para que cueza lentamente hasta que la patata esté cocinada. Aproximadamente, 20 minutos.
  • Rectificamos de sal y reposamos al menos media hora antes de servir.







5 comentarios:

  1. Que guiso más apetitoso! Yo nunca he probado los níscalos, pero creo que me gustarían! Es que las fotos hablan solas de lo bueno que tiene que estar!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Madre mia que espectaculo de plato, los niscalos son mi locura, pero por aqui podemos disfrutar poco de ellos, cuando un par de veces al año vienen alguna fruteria los compro a precio de oro, pero desde pequeña que los comia mucho en Barcelona son mi locura, cuanto hubiera dado por sentarme en tu mesa jeje. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Seda, repaso tu blog y alucino con tu cocina, con tu permiso te seguiré y lo primero que haré es tu arroz con leche.
    Comentaremos semanalmente, un saludo desde Tenerife.

    ResponderEliminar
  4. Que plato más rico, no sabes como me gusta ah y el plato tambien jejeje. Besos

    ResponderEliminar